Brujas Bélgica Turismo

No Comments

Turismo

Uno de los puntos turísticos más mágicos del planeta es la ciudad de Brujas. Esta ciudad, conocida como como la Dama de Flandes tiene cientos de rincones encantadores para disfrutar.

Es fácil llegar a Brujas, ya sea en tren o en avión. La ciudad cuenta con un aeropuerto propio que opera con los principales destinos de Europa. En tren podrás arribar de cualquier punto del país debido a que en Bélgica todas las ciudades están interconectadas a través de las extensiones ferroviarias.

El lugar más imponente de Brujas es su casco histórico, declarado Patrimonio de la humanidad por la Unesco, que conserva espectaculares edificios de la Edad Media. Sus calles angostas colmadas de cervecerías y tiendas de golosinas crean un cálido ambiente a los turistas.

La ciudad está colmada de puentes que atraviesan los canales y hacen de las caminatas una experiencia diferente. Las actividades más románticas que ofrece Brujas son los tranquilos paseos en bote o los recorridos por el centro en carruajes tirados por caballos.

Para aquellos que decidan conocer la encantadora noche de Brujas, existe una variada oferta hotelera con opciones para todos los gustos y bolsillos. El Kepniski Hotel Dukes Palace, único hospedaje cinco estrellas de la ciudad, es sin lugar a dudas el mejor y más confortable sitio para hospedarse en la ciudad.

Brujas guarda entre los muros de la Basílica de la Santa Sangre, un recipiente que contiene sangre seca de Jesucristo, que fue obtenida en Constantinopla durante las Cruzadas. Este edificio, construido en el siglo XII es uno de los puntos más visitados por los turistas, por lo que no debes dejar de conocerlo si viajas a Brujas.

Cada centímetro de la ciudad esconde mágicos encantos que invitan a los visitantes a realizar un viaje en el tiempo hasta la época medieval, motivo por el cual no debes dejar de visitar Brujas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *