La catedral de Tournai en Bélgica

No hace falta hacer hincapié en la enorme belleza con la que cuenta Bélgica. Este país es sumamente recomendable para todas aquellas personas que tienen en mente realizar un viaje de placer pronto, ya que allí pueden encontrar toda clase de atractivos. Una de las tantas ciudades pintorescas con las que cuenta se denomina Tournai, y está situada en la región de Valonia.

Esta urbe resulta una visita ideal para aquellos individuos que disfrutan con el patrimonio histórico de los sitios a los que concurren. Esto es así porque Tournai es una de las localidades de mayor antigüedad en el país, sin dejar de mencionar que tuvo una gran importancia durante la Edad Media. Si tienes la posibilidad de viajar a este rincón belga, hay dos construcciones sobresalientes allí que no puedes dejar de visitar: el campanario Le Beffroi y la Catedral de Notre-Dame.

Los dos edificios en cuestión forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la ciudad, sin dejar de mencionar que se constituyen como verdaderos tesoros arquitectónicos e históricos dentro de Valonia. La catedral, por su parte, fue erigida durante la primera mitad del siglo XII y se destaca en gran medida por su armoniosa mezcla de estilo gótico y romano. Asimismo, no podemos dejar de decir que es considerada como una de las más bonitas en todo el continente europeo.

En una visita a esta maravillosa parroquia no sólo es posible admirar su excelente diseño y su fascinante estructura, sino que también se puede contemplar su nave de imponentes proporciones, sus cinco torres, sus vidrieras y su pintoresco altar del mármol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *