Amberes

Bélgica es un país de gran encanto, que debe principalmente la intensidad de su belleza a sus ciudades principales, tales como Brujas, Gante, Bruselas, Lovaina y Mechelon, entre otras. Estas sobresalientes localidades belgas son verdaderos ejemplos de la esencia de este destino, ya que albergan monumentos de excelente conservación que se destacan por su valor patrimonial y arquitectónico. En esta ocasión en particular, trataremos sobre una de las urbes de mayor importancia en Bélgica, denominada Amberes.

Conocida en todo el mundo como la Capital Mundial de los Diamantes, Amberes se caracteriza en gran medida por ser la segunda localidad más habitada de Bélgica (después de Bruselas), además de ser una de las ciudades comerciales más valiosas de todo el norte europeo. Asimismo, no podemos dejar de mencionar que también era considerada como un centro cultural de renombre a principios del siglo XVII, prestigio que aún conserva en la actualidad.

Otro aspecto que distinge a Amberes es su cercanía con el río Escalda, cuestón que la convierte en uno de los puertos más significativos de Europa. Además de todo esto, tal como mencionamos anteriormente, la enorme producción de diamantes en bruto (alrededor de un 85% de la elaboración del planeta) es otro de los rasgos que identifica a esta pintoresca urbe a nivel mundial. Turísticamente hablando, este sitio es maravilloso, por lo que a continuación enumeraremos las visitas de carácter obligado en esta localidad:

  • Plaza Mayor
  • Ayuntamiento de Amberes
  • Casa Museo de Rubens
  • Museo de los Diamantes
  • Castillo de Amberes
  • Museo de Bellas Artes de Amberes
  • Groenplaats

Bruselas

Ciudad de Bruselas no sólo es la capital de Bélgica, sino también la principal sede administrativa de la Unión Europea. Con pintorescos barrios populares, extensos espacios verdes, riqueza cultural y maravillas gastronómicas, esta ciudad te invita a pasar momentos inolvidables.

Conocida mundialmente por su enorme cantidad de plazas y parques, Ciudad de Bruselas es el lugar elegido por cientos de miles de turistas que buscan desintoxicarse de las grandes urbes. Caminando o en bicicleta, que es el medio de transporte por excelencia del lugar, puedes disfrutar de cada rincón.

Esta capital europea es de fácil acceso, ya que se encuentra conectada con las principales ciudades del viejo continente, sea por trenes o avión. Read More

Gante

Bélgica es un país de gran encanto, el cual es capaz de cautivar a todos sus visitantes gracias a los múltiples atractivos que ofrece. Gante es uno de ellos, ya que posee todo lo necesario para que los turistas tengan la posibilidad de conocer un poco acerca de la esencia de este destino europeo, la cual está íntimamente relacionada con una combinación perfecta de historia, cultura, arquitectura, arte y paisajes de enorme belleza.

Gante es el nombre con el cual se conoce a una localidad belga que se caracteriza por haber conservado su pasado medieval, por lo que un paseo por sus calles es una excelente forma de viajar al pasado. Es fundamental tener en cuenta que esta urbe era una de las más grandes de Europa occidental en la Edad Media, sin dejar de mencionar que poseía un gran prestigio gracias a su sobresaliente industria textil. Actualmente se constituye como la tercer ciudad de Bélgica en cuanto a su tamaño y una de las más bonitas entre todas las localidades pertenecientes a este país.

Gante alberga un centro histórico muy pintoresco, que deja al descubierto la riqueza medieval con la que cuenta esta ciudad. Asimismo, no podemos dejar de hacer referencia a la gran cantidad de museos y restaurantes que tiene esta localidad, así como tampoco hay que obviar el hecho de que su vida nocturna es sumamente animada. Sin lugar a dudas, hay mucho para ver y realizar, por lo que a continuación ofreceremos un listado en el que figuran algunos de los atractivos más importantes de esta hermosa urbe.

  • El puerto
  • El Castillo de los Condes
  • La Catedral de San Bravo
  • Graslei
  • El Ayuntamiento
  • Clote Hall
  • La Catedral de San Bravo
  • La Iglesia de San Nicolás
  • El bar De Witte Leuw
  • La zona de Groentenmarkt
  • El Museo del Folklore Het Huis van Alijin
  • El Teatro Taptoe

Mapa Bélgica

Bélgica es un pequeño país, ubicado en Europa noroccidental, que limita con los Países Bajos, Alemania, Francia y Luxemburgo. Esta posee una costa de alrededor de 65 kilómetros sobre el Mar del Norte con playas de arenas finas que son visitadas por miles de viajeros cada verano.

Los ríos que la recorren forman valles muy fértiles en la región central y, aquellos que atraviesan las distintas ciudades belgas, constituyen un gran atractivo turístico.

El país está dividido en tres regiones: Flandes, Valonia y la región Capital. Cada una de ellas está organizada en provincias. Las ciudades más visitadas son Bruselas, Amberes y Brujas, cuyo casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Brujas

Brujas es considerada por muchos como una de las ciudades más hermosas del mundo. No es para menos, ya que llevar a cabo un viaje de placer a ella es lo mismo que transportarse hacia un cuento de hadas o hacer realidad un sueño repleto de magia. Caminar por sus calles es viajar hacia épocas pasadas, más precisamente por la mística Edad Media. Como podrás notar, las razones son más que suficientes para descubrir esta localidad de Bélgica, razón por la cual a continuación trataremos sobre sus principales características.

Es importante que consideres que Brujas es un sitio para disfrutar al máximo y con todos los sentidos. Hay recorrer todos y cada uno de sus rincones, así como es necesario deleitarse con cada color, textura, olor e imagen. La belleza comienza justo en la entrada de la ciudad, con el Lago del Amor (Minniwater), un paisaje calmo y hermoso.

Otras visitas imprescindibles en Brujas son: el Beginhof (que data del año 1245), la calle comercial Sint-Katelijn Straat (ideal para comprar exquisito chocolate belga), la iglesia Nuestra Señora, la calle Dijvers (el mejor rincón de la ciudad para tomar excelente fotografías), la Markt (el corazón de Brujas), la Torre de los Hallen, el Palacio Provincial, la plaza Burg, la calle del Asno Ciego y la Gronerei u Orilla Verde.

Por último, no podemos dejar de hacer hincapié en que esta preciosa urbe está repleta de canales, tilos, puentes de piedra, acogedoras viviendas blasonadas y casas flamencas que fueron erigidas entre los siglos XVI y XVII. Sin lugar a dudas, Brujas es un sitio en el mundo que nadie debería dejar de descubrir.