Vivir en Bélgica

Bélgica es un maravilloso destino turístico del que disfrutan todos los viajeros, pero sentar residencia en este país es una experiencia diferente. Cuando te instalas de manera permanente en un lugar, debes aprender a convivir con sus habitantes y costumbres.

Si decides permanecer en Bélgica por más de 90 días, es probable que necesites una visa de larga estadía o residencia, según tu país de origen. Puedes obtener este dato en el sitio web de Asuntos Exteriores de Bélgica.

Este país es un caso especial en cuanto a la temática del idioma, cada región posee una lengua oficial y los servicios estatales, la escuela pública, las señalizaciones de tránsito y la actividad administrativa la utilizan.

Ser propietario de una vivienda en Bélgica no se considera una buena inversión, los precios de las propiedades son bajos con respecto a otros países del continente europeo y varían en relación a las fluctuaciones del mercado. Las opciones para alquilar son muy variadas, pero la mayoría de las viviendas no se encuentran amobladas. Los contratos de locación estándar tienen una duración de nueve años y comúnmente cada tres años sufren un aumento de precio.

En lo que al mercado laboral se refiere, Bélgica es un país abierto a recibir profesionales extranjeros, sobre todo si estos cuentan con un pasaporte de la Unión Europea. Los sueldos son relativamente altos con respecto al resto de los países europeos y en muchos casos incluyen la entregan de un automóvil o algunos beneficios en escuelas privadas o clubes.

Con respecto al sistema de salud, este es muy bueno, pero todos deben poseer una cobertura médica, puesto que el Estado sólo solventa cuestiones básicas. Todos los trabajadores cuentan con un seguro médico obligatorio, pero si decides permanecer en Bélgica sin trabajar, deberás demostrar que posees uno para obtener un permiso de estadía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *